Sanfrancisqueño de tan sólo 20 años ya es piloto comercial

0
391

Este joven sanfrancisqueño comenzó a estudiar mientras cursaba su último año del nivel medio. Viajaba los fines de semana a la capital provincial para sumar horas de vuelo. Se perfeccionó en Estados Unidos e Inglaterra y ahora quiere volcar su experiencia en Argentina. Martín, todo un ejemplo que cuenta su historia a DSF.

Luego de dos años de estar afuera del país perfeccionándose, Martín Grosso visitó las oficinas de DIARIO SAN FRANCISCO para comentarnos de qué se trata y afirmar que viviendo en el interior del interior también se puede llegar a ser lo que uno quiere.

“En principio uno debe pasar el examen psicofísico y acercarse a un aeroclub. Debemos reunir 40 horas de vuelo en donde son prácticas de maniobras, ascensos, descensos, virajes, qué hacer en distintas situaciones de emergencias y procedimientos” comenzó diciendo el joven de tan sólo 20 años.

Grosso agrega “cuando estudiaba como piloto privado decidí perfeccionarme en inglés y decidí viajar a Daytona Beach, Estados Unidos, a una escuela con aviones de avanzada. Al estar en un aeropuerto internacional se aprende también a pilotear teniendo en cuenta el tráfico de aerolíneas, escuelas y obedecer a solicitudes de controladores aéreos de mucha importancia. Me recibí como piloto comercial para ese sector de nuestro planeta”.

En el aeropuesto de Daytona Beach

“Es difícil a veces estar a tantos kilómetros de distancia pero hoy la tecnología nos permite estar hiper conectados todo el día” manifiesta Martín. Mientras estudiaba en Norteamérica le ofrecen viajar a perfeccionarse al Reino Unido por lo que estuvo muy pocos días en la ciudad y retomó su adiestramiento durante enero de este año en el viejo continente.

“En todo este tiempo en Exeter, a 4 horas de Londres, rendí 14 exámenes diferentes respecto a aviones avanzados lo cual permite obtener la licencia ATPL (transporte de línea aérea) y puedo decir que soy piloto comercial habilitado en el viejo continente” nos cuenta recién llegado a la ciudad.

Hoy entre su familia y amigos disfruta un poco del tiempo libre mientras continúa entrenándose físicamente y en los próximos días validará todo lo logrado en el exterior durante este último tiempo. “Debo validar con la gente del ANAC lo hecho afuera del país”.

Ante su corta edad, que sorprende, indica “en el exterior es muy común ver jóvenes como yo de todas partes del mundo tratando de ser pilotos. Tuve la posibilidad de convivir varios meses en los diferentes lugares que estuve con jóvenes oriundos de distintos puntos de nuestro planeta y eso te enriquece también socialmente”.

Martín Grosso en el aeropuerto de Exeter, Inglaterra

Cuando lo consultamos cuál será su futuro indicó “ahora disfrutar de San Francisco pero tratar de conseguir trabajo rápidamente. No es tan fácil conseguir pero haremos el intento porque quiero demostrar todo lo aprendido en el exterior”. A lo que agregó “si no puedo conseguir trabajo analizo volver a Estados Unidos o a Inglaterra para seguir sumando experiencia y horas de vuelo”.

“El mercado está creciendo en la Argentina con la llegada del nuevo gobierno y el desembarco de muchas aerolíneas low cost necesitará pilotos en los próximos meses” concluyó Grosso.

Un joven de aquí, que con tan sólo 20 años ya vuela en el mundo y quiere seguir progresando en lo que decidió sea su modo de vida.

Fuente: Diario San Francisco

Comentários no Facebook