Hernán Vietti Colomé está imputado de homicidio simple. Se conocieron los elementos que el veterinario tenía en su domicilio y que pueden ser útiles en la causa. Además, ayer asumió su nuevo abogado defensor.

Allanaron el domicilio y la veterinaria de Vietti Colomé

En la tarde de ayer efectivos de la División Investigaciones bajo directivas del fiscal Bernardo Alberione allanaron la vivienda particular de Vietti Colomé en barrio Hernández y el local comercial de Iturraspe 1232.

En el local de la veterinaria la policía secuestró un CPU, una netbook y una caja de proyectiles calibre 22 sin ningún faltante -las balas se encontraban sin percutar-. De la vivienda de Vietti Colomé se procedió al secuestro de otra CPU, un rifle de aire comprimido calibre cinco y medio, una escopeta calibre 12, un cargador calibre 22 sin proyectiles, dos balas del mismo calibre, los carnets de legítimo usuario de armas de uso civil, dinero en efectivo, (serían más de cien mil pesos) y dólares, en una cantidad no precisada.

Consultado el abogado Marcos Tognon sobre el resultado de los allanamientos calificó a los mismos como positivos: “Son positivos porque se han secuestrado elementos de interés para la investigación, no se halló el cuchillo tramontina que supuestamente portaba Jaider aquella mañana como tampoco me consta de que se haya secuestrado la pistola calibre 22 que supuestamente mi cliente le entregó a los presuntos sicarios que contrató”. No obstante, fuentes cercanas a la investigación aseguraron que el arma habría aparecido.

Tognon agregó que se abre un impasse hasta mañana jueves, cuando su defendido sea sometido a las pericias psiquiátricas y posteriormente sea indagado.

En un primer momento Vietti Colomé fue imputado como supuesto autor de “homicidio en exceso de la legítima defensa, imputación que una semana más tarde fue cambiada por la de “homicidio simple”, lo que derivó en la nueva detención del profesional.

Ya asumió el nuevo abogado defensor del veterinario

Ayer por la mañana luego de reunirse con su cliente en la Unidad Penitenciaria Nº 7 de nuestra ciudad, el abogado penalista Marcos Tognon asumió la defensa del veterinario Hernán Javier Vietti Colomé (40), imputado como supuesto autor de “homicidio simple”, mientras que por la tarde fueron allanados el domicilio del profesional, en el barrio Hernández y la veterinaria de calle Iturraspe 1232 de su propiedad.

El abogado reconoció que la situación procesal de su defendido es difícil, “está complicado, él sigue con su versión de que Jaider ingresó al comercio con fines de robo y él se defendió”. Tognon agregó que Vietti Colomé le ratificó que no conocía ni a Jaider ni a Funes, quien declaró en la causa y aportó la versión de un supuesto “trabajo” por encargo para “limpiar” al hermano del veterinario que vive en la ciudad de Santa Fe.

El defensor se excusó de brindar mayores detalles en razón de no haber tenido aún acceso al expediente. “Mañana jueves se le realizarán las pericias psiquiátricas y posteriormente si hay tiempo será sometido a indagatoria, en caso contrario este acto procesal se realizará el viernes”, dijo el abogado y adelantó en tanto que las pericias psicológicas serán realizadas el viernes 27 de octubre.

Antes de asumir formalmente la defensa Tognon se reunió con Vietti Colomé en la cárcel en donde se encuentra alojado. “Lo vi mal, preocupado por la situación en la que está inmerso, tiene conciencia de la gravedad de la imputación, me solicitó algunas cuestiones que hacen a su vida privada”, ya que carece de familiares en nuestra ciudad por lo que algunos amigos, también veterinarios, se harán cargo de la atención del comercio y de algunos animales que permanecen en el lugar.

Artículos Relacionados

Comentários no Facebook