Esta instalación, de 2,8 kW con 12 paneles, tiene la particularidad de funcionar sin baterías: está conectada directamente al cableado interno de la Facultad a través de un inversor electrónico dedicado.

Este 10 de agosto se cumplieron dos años de la inauguración de la instalación solar piloto de la Facultad Regional San Francisco , asi la energía fotovoltaica generada aporta parte del consumo eléctrico del campus universitario, aproximadamente lo mismo que consume el edificio de Biblioteca.

La instalación fue la primera de una universidad en el territorio provincial con esta modalidad de funcionamiento, que se está impulsando actualmente en nuestro país. Actualmente, sigue siendo fuente de referencia a nivel regional.

Este emprendimiento se llevó a cabo en el marco del proyecto IRESUD, de alcance nacional, y permitió tomar numerosos registros sobre energía solar representativos de la región.

Lo más importante es que se cumplió la meta de generación prevista en el diseño: unos 4000 kW·h anuales, equivalentes a la energía eléctrica consumida.

El balance de estos dos años de funcionamiento es positivo: más allá de las instancias de divulgación de resultados al medio y en eventos técnicos, se ha marcado una huella en cuanto a la generación de conocimiento de aplicación regional, la formación de recursos humanos y la contribución en la elaboración de normativas técnicas.

Artículos Relacionados

Comentários no Facebook