En septiembre lanzan nueva etapa del Procrear y avanzarán con el programa Mejor Hogar

0
153

Así lo anunció el gobierno nacional. Estará orientado a la compra de viviendas.

El Gobierno lanzará una nueva convocatoria en septiembre del Programa de Crédito Argentino (Procrear) para la compra de viviendas y avanzará con el programa Mejor Hogar, orientado a la conexión domiciliaria al servicio de gas natural y a la compra de materiales para refacción.

“Esta iniciativa forma parte del Plan Nacional de Viviendas que impulsamos desde el Ministerio del Interior, con la intención de cubrir el déficit habitacional de 3,5 millones de hogares, considerando las necesidades de refacción y de mejora de la infraestructura”, aseguró el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Iván Kerr.

Desde la cartera de Interior se informó que en lo que va del año se concretaron 5.576 escrituras, de las cuales 394 se sumaron en la última semana, en tanto que el monto total entregado en créditos es de 3.271 millones de pesos, mientras que los subsidios sumaron 1.784 millones de pesos.

El 81 por ciento de los créditos Procrear fueron otorgados por bancos públicos, destacándose el Banco Nación con 27.133 préstamos, el Banco Provincia de Buenos Aires 4919, y 2.380 del Banco Ciudad; en tanto que entre los bancos privados el Galicia encabeza la lista, con 2.675 préstamos otorgados, y lo sigue el Banco Macro con 2.472.

El plazo promedio de los créditos solicitados para vivienda es de 17 años, y el subsidio de 320.000 pesos de un máximo de 400.000 pesos.

En cuanto a la segmentación por edad, el grupo que va de los 31 a los 35 años compone el 35 por ciento del total de los créditos otorgados; la franja de los 36 a 40 años, el 26 por ciento; la de 26 a 30 años, el 19 por ciento; de 41 a 45 años, el 11 por ciento; de 46 a 50 años, el 5 por ciento; de 51 a 55, el 2 por ciento, y de 20 a 25 años, también el 2 por ciento.

Al mismo tiempo, el Gobierno decidió avanzar en el programa Mejor Hogar, que es parte de Procrear y que consta de dos líneas de créditos.

Se trata de una línea para conexiones domiciliarias a la red de gas natural en el Gran Buenos Aires (GBA), cuyo objetivo es afrontar el déficit de servicios en viviendas que existe en el país, y la otra, para la compra de materiales para obras de refacciones.

Comentários no Facebook