Schiaretti: “Los cordobeses van a apoyar a Martín Llaryora”

0
54

Por María Belén Boschetto y Fernando Planells*

El gobernador Juan Schiaretti nos abrió las puertas de su despacho y en una charla íntima ratificó que “Llaryora es la renovación de la política” e indicó también que “El kirchnerismo es un ciclo superado”.

Relajado, distendido, como en el living de su casa. Así FM Vitamina pudo dialogar con el gobernador Juan Schiaretti. Desde prensa de Casa de Gobierno nos recalcaron que “no es costumbre dar notas en su despacho. Del Interior son los primeros”. Así empezó un diálogo al que no le faltó ningún condimento.

Schiaretti recordó la enorme inversión en obra pública que ejecuta la provincia en San Francisco –más de $ 1.000.000.000 – y en el Departamento San Justo –más de 7.500.000.000. “Nunca el Este de Córdoba recibió semejante inversión en obra pública” dijo el gobernador.

También, volvió a utilizar la antinomia interior-capital para explicar las diferencias con el poder central, y así diferenciarse de la administración de Mauricio Macri.

El gobernador cordobés expresó que “los recursos que se apropia la Nación sirven, básicamente, para alimentar el centralismo porteño, porque en la Capital Federal y en el conurbano tienen todo más barato que en el interior de la patria”.

La campaña electoral se puso rápidamente sobre la mesa y Schiaretti pidió “Eliminar las PASO”. “¿Por qué tiene que estar la gente obligada a elegir a los candidatos del partido? No se la puede obligar. Se gastan recursos y energías. Siempre he dicho que las PASO son absolutamente innecesarias. Son los simpatizantes del partido los que deben elegir, no obligar a todo el mundo. Espero que se pueda debatir la eliminación de las Paso a partir del año que viene. Esto es algo que inventó Kirchner para intentar disciplinar el peronismo después de la elección de 2009, cuando le iba mal. No tienen razón de ser”

Teníamos la certeza que no podíamos abandonar su despacho sin consultarlo sobre  la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “La conducción del peronismo de Cristina está absolutamente agotada, como se agotó después de los años 90 con el menemismo. El peronismo va a reorganizarse después de las elecciones y allí tendrán un peso central los gobernadores que tenemos la responsabilidad de administrar, por lo tanto no creo que Cristina vaya a tener incidencia en el peronismo, así gane la provincia de Buenos Aires. Ni creo que vuelva a ser presidenta, no tengo la más mínima duda. En Córdoba tiene una expresión mínima, la discusión es entre Cambiemos y la Unión por Córdoba”, aseguró.

En nuestra retina quedan las banderas de Córdoba y Argentina y en el medio, una enorme foto de Evita. Dejamos el despacho de Schiaretti convencidos que lo más importante está por venir. La campaña será larga, extenuante. Llena de sorpresas que determinarán el futuro próximo de un país que continúa sin consensos básicos y sometido a la incertidumbre de cada tormenta pasajera.

*Enviados especiales

Comentários no Facebook