Hackearon la red interna de la central de Telefónica en Madrid

0
293

El “ciberataque” fue en la modalidad de ‘ransomware’ que consiste en el secuestro de datos y el pedido de un rescate en bitcoins para liberarlos. La empresa Telefónica en Argentina, confirmó que el hackeo no puso en riesgo los datos en nuestro país.

La red interna de la sede central en Madrid del gigante de comunicaciones Telefónica sufrió este viernes un “ciberataque” en la modalidad de ‘ransomware’, que consiste en el secuestro de datos mediante su cifrado y el pedido de un rescate en bitcoins para liberarlos.

Inicialmente se informó que el ataque también afectaba a otras grandes compañías del Ibex 35- la Bolsa española- entre ellas Vodafone, el banco BBVA y Santander, Gas Natural y Capgemini, pero la información no pudo ser verificada, y el propio ministro no pudo confirmar ni desmentir el alcance del hackeo por no contar con los datos suficientes.

A pesar de su gravedad, el ataque informático a la sede central de Telefónica no está teniendo incidencia en los servicios de llamadas e Internet que brinda la operadora a más de 15 millones de clientes, según el diario español El País, que cita fuentes de la empresa.

Empleados de la compañía, citados como fuentes por varios medios españoles, explicaron que recibieron mensajes pidiendo el pago de dinero en bitcoins para liberar los equipos afectados y los archivos de los mismos, que habrían sido cifrados por el virus malicioso (malware).

En los mensajes, los atacantes daban un plazo de horas para liberar los ordenadores tras el pago de 300 dólares en bitcoins. De no hacerlo, subirían el precio del rescate en fechas posteriores y amenazan con eliminar los archivos de no realizarse el pago

¿Qué es un  “ransomware”?

La modalidad de “ransomware” es el “boom” del momento en el mundo de los ciberataques porque “da mucho dinero” y puede afectar tanto a empresas como particulares.

Se trata de un tipo de código malicioso que, una vez que infecta el dispositivo contra el que se dirige, encripta la información -archivos, textos, fotos- y pide el pago de un “rescate” a la víctima para desencriptarla, generalmente a través de bitcoins.

Telefónica Argentina afirmó que el hackeo no puso en riesgo los datos de la filial que funciona en nuestro país.

Este fue el mensaje que apareció en los ordenadores afectados por el cyberataque 

Comentários no Facebook