Turquía: la historia de la argentina que debió huir de Egipto tras una denuncia de la familia de su novia

0
714

Una amiga de María Jimena Rico, la argentina de nacionalidad española de 28 años que permanecía desaparecida luego de huir de Egipto tras una denuncia de la familia de su novia, confirmó que la joven se encuentra en buen estado y que está retenida por las autoridades de Turquía.

“La tienen retenida las autoridades de Turquía. Ambas están vivas. No se sabe el motivo por el que están detenidas. Estamos contactando a la embajada”, dijo a Mitre Córdoba Tamara, una amiga de la joven.

La joven nacida en Argentina había sido denunciada en Dubái por homosexualidad por su relación con una mujer de nacionalidad egipcia.

Se trata de María Jimena Rico, de 28 años, cuya familia se movilizó en las redes sociales para intentar localizarla y pidió ayuda a las autoridades españolas.

María Jimena había desaparecido el lunes pasado cuando, con su pareja, con la que huyó de Dubái tras ser denunciada por homosexualidad, se dirigía supuestamente a un hotel en Estambul.

La hermana de la joven, María del Valle Rico, explicó a Efe que, a través de Facebook, se puso en contacto con la familia de la novia de su hermana, Shaza Ismail, pero le habían dicho que ellos tampoco tenían noticias de su hija.

«No sé si creerles porque he intentado hablar con el padre de Shaza y no me dan su contacto, y me aseguran que continúa en Georgia, hasta donde persiguió a mi hermana y a su hija cuando huyeron de Dubái», añadió.

Plan «orquestado»

María Jimena Rico, nacida en Argentina y de padre español, viajó junto a su novia hasta Dubái para visitar a la madre de esta última, que, al parecer, estaba enferma.

Sin embargo, la hermana de María Jimena denunció a los medios de comunicación que se trató de un plan orquestado por el padre de Shaza para retenerla en Dubái, donde reside su familia.

Al enterarse las dos jóvenes de que los padres la habían denunciado por homosexualidad, consiguieron huir en avión hasta Georgia, donde permanecieron tres días en casa de unos amigos.

Cuando estaban en el aeropuerto para volar a Londres, donde Rico trabaja actualmente, apareció el padre de su novia, que quiso llevarla a la fuerza y rompió su pasaporte, además de amenazarlas de muerte, según la familia de la joven hispano-argentina.

Por esos hechos fueron detenidos tanto el padre como la pareja y, una vez puestas en libertad, llegaron a la frontera de Turquía, donde después de varios intentos de entrada, lograron tomar un autobús hasta la localidad de Samsun.

Al llegar allí, fueron detenidas por la policía turca durante unas doce horas, acusadas de terrorismo, pero finalmente fueron liberadas y trasladadas a la estación de autobuses, para trasladarse hasta Estambul, donde tenían reservado un hotel al que nunca llegaron.

Este jueves, una amiga de Jimena confirmó que tanto ella como su novia se encuentran retenidas por las autoridades de Turquía, aunque desconocen los motivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here