Convirtieron un búnker nuclear abandonado en un invernadero gigante de marihuana

0
196

El búnker es conocido como el “RGHQ Chilmark” y está ubicado en Wiltshire, un distrito del sur de Inglaterra. Se comenzó a utilizar en los ’80 y pertenecía al Ministerio de Defensa, bajo la lógica de contar con espacios donde pudieran resguardarse las autoridades bajo un ataque nuclear.

No estaba en los planes que se convirtiera en un invernadero gigante “indoor” de marihuana, con cultivos cuyo valor en el mercado fue calculado en un millón de libras esterlinas (alrededor de 1 millón 250 mil dólares).

Según informó la Policía de Wiltshire, un equipo de investigaciones criminales realizó el allanamiento. Como el lugar era infranqueable, esperaron a que saliera alguien, para entonces detenerlos y usar sus llaves.

Así fue que en la noche del miércoles pasado arrestaron a tres hombres oriundos de Somerset, de 27, 30 y 45 años. Luego ingresaron al búnker y se dieron con la sorpresa de la magnitud de los cultivos en este búnker abandonado, pero todavía intacto en su infraestructura.

En el interior había miles de plantas. Todavía no se ha informado exactamente cuántas. A los tres primeros detenidos se sumaron otros tres: de 15, 19 y 37 años. Se cree que eran los cultivadores.

Los detenidos en el exterior están acusados de narcotráfico y también de tráfico humano.

“Hay aproximadamente 20 habitaciones en el edificio, repartidas en dos pisos, cada uno de 200 pies de largo (unos 61 metros) por 70 de ancho (unos 21 metros). Prácticamente cada una de las habitaciones habían sido reconvertidas para la producción de las plantas de canabis”, informó el detective inspector Paul Franklin.

Comentários no Facebook