El joven de Freyre acusado de intentar matar a su bebé se abstuvo de declarar

0
184

Dio comienzo ayer por la mañana el juicio a un joven oriundo de la localidad de Freyre el que está acusado de haber abandonado, amordazado con dos zoquetes, en un campo sembrado de alfalfa a su hijo de tan solo ocho meses. En tanto, el pequeño sobrevivió. El juicio se realiza con la participación de jurados populares en el ámbito de la Cámara del Crimen de nuestra ciudad.
Julio Miguel Silva (20) está imputado como supuesto autor de “homicidio calificado en grado de tentativa” delito que tiene una escala penal que va desde los 10 a los 15 años de prisión. Es defendido por los abogados Rubén Caffaratta y Gabriel Jesús Oliva, pero solamente primero está presente en la audiencia.
El tribunal compuesto por tres jueces y 12 jurados populares (8 titulares y 4 suplentes) es presidido por el vocal de cámara Mario Comes a quien acompañan los vocales Hugo Ferrero y Claudio Requena. La acusación es llevada adelante por el fiscal de cámara Víctor Pezzano.
Ayer el presidente del tribunal interrogó al imputado sobre sus cuestiones personales.  Silva reconoció haber consumido cocaína, marihuana, pastillas y alcohol, pero que ahora ya no lo hacía. En tanto, se abstuvo de declarar.

En la primera jornada del juicio, nueve testigos -entre ellos la exconcubina del acusado y madre del bebé, Brenda Aldana Barrios (18)-, una pareja de contadores y el policía que actuó en el lugar en donde se halló abandonado al bebé.
Barrios relató lo ocurrido en la tarde de aquel viernes 1º de mayo de 2015 cuando su expareja -se encontraban separados desde hacía tres semanas- concurrió a buscar el niño para llevarlo a pasear. Con el correr de las horas, el joven no aparecía con el bebé. “Creí que se había llevado el bebé a Freyre. Como estaba en edad de lactancia, le tenía que dar el pecho”, dijo la joven.
“Me llamó la atención su conducta ya que siempre fue muy bueno con el niño. El lo veía los sábados y domingos cuatro horas por día”, agregó. “El lugar donde abandonó al bebé está a unas tres cuadras de donde vivo yo”.
La mujer en aquella oportunidad no llegó a hacer la denuncia por la desaparición, ya que una amiga le avisó que habían hallado a su hijo abandonado en un descampado. “Cuando me dijeron eso, me desmayé y luego logré reponerme para poder ir al Centro de Salud Municipal”.
Luego, declaró una joven que vive enfrente al lugar en donde apareció el niño, quien dijo que escuchó desde la vereda gemidos que venían desde el campo, “primero pensé que se trataría de un gato pequeño u otro animal pero luego nos acercamos con mi cuñado y comprobamos que se trataba de un bebé”, atestiguó.
Los testigos coincidieron en indicar que el menor había sido dejado a unos tres metros del tejido perimetral en un campo sembrado de alfalfa la cual tenía unos 20 centímetros de alto y de que no ser por su llanto tal vez no habría sido hallado ya que desde la calle no se lo veía.
Una pareja de profesionales de las Ciencias Económicas atestiguaron que ellos llegaron al lugar caminando y se encontraron con un grupo de personas que les preguntaron si escuchaban llorar un niño, allí fue que alcanzaron a verlo. El hombre llamó a la policía y a un servicio de emergencias médicas. Estas personas junto al sargento Renzo Piazza señalaron que el niño estaba descalzo, con unos pantalones de jeans cortos y una remerita mangas cortas, que en la boca tenía dos zoquetes los que le fueron retirados por el efectivo policial.
Mientras se escuchaban los testimonios, el acusado se mantuvo inmutable, miraba fijamente a los testigos, en un solo momento se lo vio lagrimear pero fue por unos pocos segundos.
El fiscal de cámara solicitó como nuevas medidas probatorias, la comparencia del médico forense Mariano Pispieiro para que informe acerca del tiempo de sobrevida que podría haber tenido el niño en caso de no haber sido hallado y pidió también un informe acerca del estado del clima esa tarde-noche del viernes 1º de mayo de 2015 en Freyre.
La defensa, por su parte, solicitó que se citara a declarar al patrón de Silva y a un amigo de la infancia a los fines de que hablen acerca de la personalidad del acusado.
La audiencia continuará mañana a partir de las 9 y es probable que el jueves se escuchen los alegatos y se conozca la sentencia.

Textual : LaVozDeSanJusto

Comentários no Facebook