Alumnos de nuestra UTN, preseleccionados en programa de intercambio con Alemania

1
595

Dos estudiantes de nuestra Facultad Regional San Francisco fueron preseleccionados para participar del Programa de Intercambio UTN-DAAD, mediante el cual todos los años sesenta alumnos universitarios de todo el país realizan una experiencia de seis meses de capacitación y especialización en Alemania.

Se trata de los estudiantes de Ingeniería Electrónica Agustín Pagani y Nahuel Pairola, quienes días atrás superaron una nueva instancia del proceso de selección del programa de intercambio, mediante un examen del idioma alemán realizado en Facultad Regional Córdoba de UTN. Los jóvenes realizaron el test OnDaf, que permite certificar el idioma alemán en diferentes niveles, logrando obtener la certificación B1 exigida por los condicionamientos del acuerdo UTN-DAAD.

Cabe destacar que Pagani y Pairola se inscribieron en esta propuesta de intercambio hace dos años, y desde entonces se encuentran estudiando el idioma del país europeo. Paralelamente a ello, los estudiantes deben presentar un trabajo de investigación para desarrollar luego en Alemania, durante los seis meses de intercambio.

Desde la Secretaría de Asuntos Estudiantiles de nuestra Facultad explicaron que la próxima instancia del proceso de selección será a fines de marzo o comienzos del mes de abril de este año. En esa oportunidad, mediante un coloquio realizado en el rectorado de UTN, los alumnos inscriptos y preseleccionados deben presentar y argumentar su proyecto de investigación, tanto en castellano como en alemán. De ese coloquio resultarán elegidos los sesenta alumnos de las Facultades Regionales y Unidades Académicas de UTN de todo el país que podrán realizar la experiencia de intercambio en Alemania.

En cuanto a los proyectos presentados, Agustín Pagani elaboró una propuesta para desarrollar un sistema embebido de información de vehículos. «Consiste en instalar un sensor, ya sea algún tipo de radar o lidar (tecnología que permite el cálculo de distancias por medio del uso de un haz de rayos láser pulsantes) en vehículos para poder brindar información en tiempo real al conductor. El tipo de información que se obtiene (distancia, velocidad, aceleración) brindaría datos del entorno para saber cómo actuar y reducir los riesgos automovilísticos. El dispositivo estaría comprendido por el sensor, hardware y software que comunicaría de varias maneras los datos recopilados al conductor», explicó el alumno.

Y agregó: «Con este sistema de información en tiempo real se pueden obtener datos muy útiles que pueden ayudar al conductor en la correcta toma de decisiones. Por ejemplo no se puede estar muy seguro de tener tiempo para pasar un auto en la ruta cuando viene otro vehículo de frente cercano a nosotros, y menos en condiciones desfavorables como lluvia, niebla, o de noche. En estos casos nuestros sentidos no pueden calcular con exactitud las distancias, este sistema en cambio nos brinda información objetiva, real, y con un correcto software hasta nos podría aconsejar las decisiones que se deben tomar mientras se conduce».

Por su parte Nahuel Pairola proyectó un vehículo motorizado controlado por una red de sensores musculares. «Consiste en un proceso de investigación y desarrollo de un equipamiento eléctrico motorizado controlado por una persona con discapacidades motrices. El control del mismo se realiza mediante redes de sensores (principalmente musculares) distribuidos de manera estratégica en el abdomen del usuario. Las señales obtenidas en las redes de sensores son procesadas por circuitos electrónicos que, de acuerdo a los resultados obtenidos, comandan los motores eléctricos permitiendo el traslado de usuario. Además, se evalúa la posibilidad de sumar otros tipos de sensores para mejorar el control de este medio de ayuda», señaló Pairola.