Miramar, con ocupación del 85 por ciento

0
712

Con el estilo particular que le da ser el único poblado de la región de Ansenuza que se encuentra a la vera de Mar Chiquita, Miramar se hace grande en época veraniega y saca a relucir una oferta turística que no escatima en diversión ni en entretenimiento.

Costea la laguna Mar Chiquita, uno de los humedales salados más grandes del mundo, con una superficie de más de 6 mil kilómetros cuadrados. Las características naturales de este inmenso espejo de agua salado lo convirtieron en un verdadero mar interior, ideal para la práctica de deportes náuticos y avistaje de aves.

Así lo ven, en el comienzo de temporada, los cientos de turísticas que lo elijen como destino vacacional, comenzando el año con un importante caudal de visitantes que alcanzan actualmente el 85 por ciento de ocupación y, durante los fines de semanas, un grado de ocupación plena. Su capacidad de recepción de turistas, entre hoteles, cabañas y departamentos en alquiler, ronda las 2.600 plazas, aunque el número se eleva considerablemente al contemplar la alternativa de los camping.

Su intendente, Adrián Walker, informó que se “ha arrancado muy bien, ya desde diciembre con buena ocupación y con una participación muy importante todos los fines de semanas, sobre todo los de las fiestas que han sido largos”.

Además, precisó que la estadía promedio es de 5 días de ocupación. “Tenemos gente que se aloja por más días y también aquellos que vienen sólo por el fin de semana, pero el promedio son 5”, detalló.

La demanda da cuenta de cómo Miramar se ha convertido en una ciudad de ritmo vibrante con bares, restaurantes y una multiplicidad de negocios que regalan una interesante gama de productos regionales.

Siendo Mar Chiquita su principal atractivo, elegida en 2008 como la primera maravilla natural de la provincia de Córdoba, las propuestas y las cualidades de este rincón cordobés se asocian al contacto con la naturaleza, la gran diversidad de aves, los entretenimientos náuticos y, como si eso fuera poco, una muy buena gastronomía.

Respecto a la observación de aves, en Miramar se han registrado más de 150 especies relacionadas con ambientes acuáticos; se alberga allí una de las colonias de flamencos rosados más importantes del mundo, habiéndose transformado en el ave emblemática del lugar, a los que se suman chorlos,  gaviotas, garzas, cisnes blancos y de cuello negro.

La atracción del turista, explica el intendente, es el resultado de la “fuerte presencia en las ferias específicas de turismo, la promoción en los medios de prensa y en los portales digitales y, sobre todo, la información del boca a boca de los que nos vienen a visitar y transmiten su experiencia”.

Finalmente, Walker ponderó el trabajo conjunto que vienen realizando con la provincia de Córdoba, tanto a partir de la inauguración del Hotel Casino Spa Ansenuza, como en la promoción de dicho destino turístico:

“Destacamos en especial todo el apoyo de la Provincia en cuanto a la promoción del destino, en los medios principales de Córdoba. Esto hace que se fortalezca cada localidad y se trabaje más intensamente de cara a la temporada”.