La Perla: comenzó la querella de hijos y familiares de desaparecidos

0
431

Con una sala de audiencias colmada, comenzaron ayer los alegatos en la megacausa La Perla los abogados querellantes, encabezados por Claudio Orosz, que representan a las organizaciones Hijos y Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, y que expondrán sobre unos 90 casos.

Orosz comenzó con consideraciones a propósito de los orígenes de la violencia argentina, y a continuación tomó la palabra Lilyan Luque, quien se refirió al peso del tiempo transcurrido: “39 años es demasiado”. “La cultura humana no estaba preparada para lo que se vino con los campos de concentración. No queremos naturalizar el horror”, dijo.

“Lo hemos escuchado en esta sala –sostendría Luque–. Desde las mazmorras del horror surgió: ‘Alguien debe contarlo, sobrevivir para contarlo’; desde las heridas abiertas, la necesidad de compartir con otros, las preguntas, la búsqueda, de los sobrevivientes, de los hijos de los hermanos, los nietos, de las familias, cualquiera que pueda reconocer que la dictadura nos afectó a todos”.

Luego, Claudio Orosz comenzó a trazar el perfil de los acusados. Comenzó por Luciano Menéndez (ausente del recinto), de quien señaló: “ Tenía acabado conocimiento y dominio total de lo que se cometía bajo su mando”. Entre otras cosas, también dijo que los testimonios son coincidentes en señalar su presencia en La Perla, supervisando su funcionamiento.

Por la tarde, se refirió a Ernesto Barreiro, quien sí se presentó a la audiencia tras estar ausente por la mañana. Se proyectaron fotos suyas en los días de la gran represión.

Hoy, continuará con la reseña sobre la actuación de los imputados, por lo que el abordaje de los casos continuará la semana próxima. Ayer, muchos portaban claveles rojos y fotos de sus seres queridos.