La Provincia actualizará norma de agua para consumo

0
439

La Provincia busca la actualización de la Resolución 608/93, Norma Provincial de Calidad y Control de Agua para Bebida, fundamentalmente en lo referido a los límites de los parámetros físicos, químicos y bacteriológicos que debe cumplimentar el agua de bebida para no causar problemas en la salud de la población, ya que esa norma fue creada hace más de 20 años por la entonces entidad reguladora del servicio, DIPAS.

Desde setiembre de 2014, el director de Estudios y Proyectos de la Dirección de Recursos Hídricos del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Juan Bresciano, coordina la mesa de trabajo conformada por profesionales de distintas reparticiones públicas provinciales y nacionales, Universidades, empresas privadas y ONG como el Foro Ambiental Córdoba.

El trabajo que realizan consta de la actualización y mejora de la norma a partir del intercambio de información que aportan los profesionales participantes, así como la consulta de normas internacionales de la Organización Mundial de la salud (OMS) y de otros organismos.

A la fecha, con reuniones semanales para dar mayor celeridad al tratamiento, finalizó la revisión de los citados parámetros físicos, químicos y bacteriológicos. De esta manera, hoy el foco está puesto en concluir el tema de toma y preservación de muestras, análisis y métodos de análisis, infraestructura de los laboratorios e higiene y seguridad en el trabajo. Luego se concluirá la redacción de los fundamentos que, en octubre, según lo establecido en el equipo de trabajo, pasará al titular del Ministerio para su aprobación y puesta en vigencia.

En el período de actualización surgieron temas como los agroquímicos que merecieron una etapa de nivelación entre los participantes, ya que a lo largo del tiempo se han modificado y ampliado el repertorio de productos. En este sentido, la Secretaría de Agricultura y el Ministerio de Salud han aportado la información necesaria, por ejemplo del glifosato y otros productos, para poder determinar los valores tolerables en el agua de bebida de esas sustancias.

Otro asunto fueron los nuevos parámetros bacteriológicos que antes no se controlaban y en la norma actualizada sí, incorporando nuevos valores.

El arsénico se mantendrá en los niveles actuales hasta tanto finalice el estudio epidemiológico que lleva a cabo el Ministerio de Salud y el Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos.

Con la aprobación de la norma actualizada se comenzará la etapa instructiva hacia municipios, cooperativas y demás entidades que brindan el servicio para que la comunidad tenga garantizado un servicio de calidad. A su vez, se prevé la jerarquización de la norma elevándola a decreto o ley, debido a la delicadeza que merece el tema.

Entre las entidades provinciales que participan se pueden destacar los siguientes: Ceprocor, ERSeP, la Secretaría de Servicios Públicos, Secretaría de Recursos Hídricos, Secretaría de Agricultura y Ministerio de Salud; organismos nacionales como el Instituto Nacional del Agua (INA); Universidades a través de sus laboratorios: CEQUIMAP  de la UNC, CIICA de la UTN,  Laboratorio Central de la UCC. Los representantes de todas estas entidades son destacados especialistas en el tema, como médicos toxicólogos, Bioquímicos, Licenciados en Química, Ingenieros, etc.