Pablo Echarri, Nancy Duplaá y varios actores fueron a escuchar a Cristina

0
494

Las personalidades de la cultura, afines a la gestión de Néstor y Cristina Kirchner desde la primera hora, estuvieron acompañando a la Presidenta en la apertura de la Asamblea Legislativa, la última de sus dos gestiones de gobierno.

En uno de los palcos especiales, pudieron verse actores como Pablo Echarri y su esposa Nancy Dupláa, que ya compartieron palcos en actos multitudinarios del kirchnerismo; el actor, también comprometido con este gobierno Fernán Mirás también estuvo en primera fila. Pudo verse el músico, actor, escritor, conductor y humorista Mex Urtizberea. También estuvo el actor y modelo Juan Minujín, la actriz Paola Barrientos, el reconocido actor Luis Machín y también el renombrado Darío Grandinetti entre otras personalidades.

Hace unos días, un grupo de artistas había manifestado su adhesión a la movilización convocada por militantes para acompañar a Cristina al Congreso. El actor Fernán Mirás había dicho que iba «por un montón de razones», y había destacado que uno de los motivos es «por las quejas» de «ciertos medios de comunicación que durante el menemismo no se quejaron de nada» y resaltó: «No me olvido de eso, para mí es muy evidente».

La actriz Rita Cortese también se había manifestado; había dicho que se trataba de «un acto importantísimo y fundamental». Y consideró: «Es un momento institucional donde es fundamental que la Presidenta reciba el apoyo de la gente que cree en este proyecto. Creo en este proyecto y no veo ningún proyecto que supere a este por lo que voy a apoyar a mi Presidenta con todo mi orgullo».

Urtizberea también había adelantado que iría a «apoyar a la Presidenta que necesita el apoyo de todos».

Otra de las actrices que estuvo en la Asamblea fue Lola Berthet; había dicho que iría «con mucha alegría a apoyar a Cristina y a aplaudir a Néstor», porque resaltó que «desde el gobierno de Néstor» empezó a «entender la política que estaba tan vedada en nuestra generación».

cangreso

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: LA NACIÓN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here