El oficialismo apura el debate en el Congreso para crear una nueva Agencia Federal de Inteligencia

0
463

Tal como lo había adelantado Cristina Kirchner, el Gobierno convocó la semana pasada a sesiones extraordinarias en el Congreso y envió el proyecto que disuelve la actual Secretaría de Inteligencia (SI) para crear una Agencia Federal de Inteligencia. La premura que el oficialismo intenta dar a esta reforma –motorizada por la misteriosa muerte de Alberto Nisman– dará este martes sus primeros pasos en el Senado.

Las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales del Senado se reunirán hoy para comenzar a discutir el proyecto. El encuentro fue convocado para las 14.

Marcelo Fuentes, titular de Asuntos Constitucionales, informó que en la jornada expondrán el actual director de la SI, Oscar Parrilli, su segundo, Juan Martín Mena, y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini.

El senador indicó, además, que se había convocado a representantes del CELS y que se esperaba que la oposición proponga sus invitados para discutir la iniciativa. La idea del kirchnerismo, precisó, es que el proyecto sea abordado en el recinto el 11 de febrero.

En tanto, el titular de la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia, Teresa García, convocó para este jueves a las 10:30 a una reunión plenaria para emitir opinión con relación a todo proyecto legislativo vinculado a las actividades de inteligencia. La oposición había criticado que esa comisión estaba paralizada y exigía que se llame a una reunión urgente.

El proyecto disuelve la Secretaría de Inteligencia y transfiere la función y el personal a la nueva Agencia Federal; establece que las escuchas telefónicas estarán bajo la jurisdicción de la Procuración de la Nación; dispone que el director general y subdirector serán designados por el Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado y, entre otras cuestiones, fija un plazo que no podrá ser «inferior a 25 años» para desclasificar los archivos.

Referentes opositores en los últimos días expresaron su rechazo a la iniciativa con el argumento que no resuelve la cuestión de fondo en lo que se refiere al manejo de Inteligencia. Muchos acusaron a la Casa Rosada de intentar, con el anuncio de esta reforma, desviar la atención del cimbronazo político que significó la muerte de Nisman.

 

Fuente: Infobae